¿Cómo pintar las paredes de pladur?

Cuando se construye una casa o se reforma, la gente suele pensar en las encimeras de granito, los extensos metros cuadrados o el número de ventanas. Pero una de las partes más importantes son las paredes interiores, proporcionan privacidad y separación, incluso actuando como barreras de sonido.

Una de las opciones más solicitadas por los consumidores es el pladur, y si esa ha sido tu elección necesitarás saber cómo pintarlas en caso de que quieras cambiar su color o con el tiempo hayan perdido su perfecto acabado.

Como todos los proyectos de pintura, lo primero que hay que hacer para pintar paredes es tomarse el tiempo adecuado para prepararse.  Pero antes de eso os indicamos brevemente qué es el pladur, ya que hay gente que lo confunde con otros materiales.

¿Qué es el pladur?

El pladur es un panel de sulfato de calcio dihidratado (yeso) que se suele presionar entre una cara y un respaldo. Se utiliza para hacer paredes y techos interiores, y se hizo popular como una alternativa más rápida que el tradicional listón y el yeso.

Algunas de sus ventajas y que han propiciado su demanda son la protección contra incendios, el aislamiento acústico y la eficiencia térmica. También puede ayudar a controlar la condensación y los posibles daños en zonas de alta humedad.

rodillo de pintura

Preparación para pintar pladur

Antes de empezar tu proyecto de pintura y averiguar cómo pintar las paredes recién enyesadas es importante tener las herramientas adecuadas y la cantidad correcta de pintura.

Entre los elementos que necesitarás para pintar se incluyen:

  • Sábanas para cubrir el suelo. Una alternativa es usar papel de periódico o revistas viejas para no manchar telas caseras.
  • Escalera de mano para llegar a las zonas superiores con comodidad.
  • Rodillo de pintura, bandeja de pintura,  pinceles y brochas para las esquinas.
  • Cinta adhesiva para cubrir marcos, techos y rodapiés.
  • Cubo de pintura
  • Máscara respiratoria, gafas de seguridad y guantes. Y la ropa que vayamos a manchar.

Cómo pintar las paredes de pladur

Con paredes recién enyesadas en su casa, es importante que las paredes estén selladas (imprimación). Este paso es crucial para que no aparezcan burbujas en la pared al pintar.

Paso 1: Preparar el sellador

Es importante ponerse la mascarilla de respiración antes de empezar a sellar las paredes recién enlucidas, ya que los vapores del sellador pueden ser muy fuertes. Retire cuidadosamente la tapa del sellador y revuélvalo bien antes de verterlo en un cubo.

Paso 2: Cubrir los bordes

Antes de usar el rodillo de pintura para aplicar el sellador, es necesario cubrir las áreas que no deseas pintar. Estás áreas incluyan marcos, zócalos, líneas de techo y esquinas.

Paso 3: Aplique el sellador a la pared

Usando un rodillo, aplique el sellador a la pared asegurándose de que se cubra de manera uniforme y suave. Una vez que el sellador se haya secado, puedes prepararte para pintar las paredes de pladur. Al realizar el sellado o imprimación conseguimos un mejor acabado en la pared al pintar.

Paso 4. Pintar

Finalmente untamos el rodillo en la pintura y procedemos a aplicar el tinte en la pared. Para conseguir el mejor acabado posible os recomendamos que hagáis una segunda aplicación de pintura. El sentido del rodillo tiene que ser perpendicular al sentido de la primera capa que hemos realizado, sino pueden quedarnos “brochazos” que no queremos ver al terminar de pintar.

Siguiendo estos sencillo pasos conseguiremos un acabado profesional. Recuerda preparar bien el material para no quedarte sin pintura a mitad del trabajo, y realizar la imprimación de las paredes antes de ponerte manos a la obra.

Ventajas de pintar las paredes de pladur

El pladur es un material que ofrece numerosas ventajas. entre ellas destaca su acabado final. Este material es muy ligero y solo precisa para su instalación unos perfiles de metal sobre los que se atornillan las planchas de cartón por ambos lados.

Después, para alcanzar el objetivo del acabado perfecto, basta con tapar con pasta los agujeros de los tornillos y las juntas de las placas. Estas previamente se tienen que cubrir con una cinta especial.

 Así, las paredes quedan completamente lisas. Esta es una de las mejores características del pladur. Su acabado es ideal para pintar las paredes.

El pladur, al ser muy fino y liso permite pintar directamente las paredes sin necesidad de aplicar ningún producto previo. Además, también se pueden alicatar con azulejos, en baños y cocinas, o cubrir con papel pintado.

Los acabados del pladur son con diferencia mucho mejores que otros materiales de características similares. El pladur presenta una superficie lisa y uniforme, lista para poder pintar.

El tener que añadir otro producto a tu pared para poder pintarla y darle el acabado profesional que buscas requiere mucho tiempo y esfuerzo. Con el pladur puedes olvidarte de los pasos intermedios y de la necesidad de comprar un producto específico para pintar.

Lo único necesario es realizar un sellado o imprimación a la pared antes de ponerse manos a la obra con la pintura para conseguir el acabado profesional que estás buscando.

Olvídate de comprar productos y de perder tiempo añadiendo capas a la pared. El acabado liso y uniforme que obtienes con el pladur te permite ahorrar mucho tiempo y dinero.

Todo lo que tienes que tener en cuenta te lo hemos explicado un poco más arriba, con 4 sencillos pasos a seguir para pintar la pared de pladur y conseguir tu acabado perfecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba