Quiero reformar mi cocina: ¿qué estilos puedo elegir?

En el momento en el que se considera la posibilidad de cambiar la cocina, es necesario plantearse diferentes cuestiones; qué tipo de estilo quiero para mi cocina, qué materiales quiero emplear en los muebles de mi cocina, qué tipo de encimera puedo emplear… Es fundamental tener todo muy bien hilado para que la reforma de nuestra cocina sea de nuestro agrado.

Lo primero de todo ¿Qué estilo quiero que caracterice a mi cocina, qué colores, qué materiales, qué formas? Existen cantidad de estilos diferentes, matices, texturas que pueden hacer tu cocina especial y única.

Consejos para la reforma

Sea cual sea el estilo que quieras, aquí te dejamos una guía de consejos prácticos para la reforma de tu cocina:

Distribución

Ningún espacio de la casa necesita tanta precisión. En L, en U, con península, con isla… hay muchas opciones. Las familias y los hábitos cambian, piensa en costumbres y necesidades a largo plazo.

Consta de tres zonas principales: Agua y limpieza, cocción y preparación de alimentos, y almacenamiento y conservación. Deben estar relacionadas y próximas para optimizar la funcionalidad. Lo ideal es crear un triángulo, con lados de entre 3.5 y 6.5 metros. Es importante que cada zona disponga de su propio espacio de almacenamiento.

Encimera y pavimentos:  Hay muchos modelos y materiales, pero lo importante es apostar por la durabilidad. De la calidad dependerá que no se desgasten, invierte en materiales duraderos. Las modas cambian, los colores y texturas pueden quedar anticuados, elige colores neutros y acabados sencillos.

Electrodomésticos

Escógelos acorde al estilo de la cocina. Una manera de integrarlos en el mobiliario es panelarlos. Y si te lo puedes permitir, apuesta por la domótica. Te ayudará a simplificar las rutinas diarias.

Además, son un punto clave para tu ahorro energético. Un grifo con perlizador te ahorra hasta un 40% de agua. Los electrodomésticos de clase A++ consumen un 100% menos que los de clase F.

Iluminación

Además de luz natural, es fundamental la artificial general y la específica. Acompaña la iluminación cenital con luces sobre las superficies de trabajo. Cada zona precisa un tipo de luz.

La zona de cocción necesita luz directa y sobre la encimera se han de evitar las sombras. Colocar luces Led bajo los muebles altos, además de iluminar, da un toque moderno.

Orden

Saca el máximo partido al espacio, que no se quede ningún centímetro sin aprovechar. Y no solo lo que se ve, planifica el interior de los cajones y muebles.

Estilo moderno

Este estilo se caracteriza por integrar elementos muy modernos y novedosos. La funcionalidad y comodidad predominan sobre todo. Isletas amplias en el centro de la cocina, superficies planas en las que desaparecen los tiradores, mesas y sillas altas a modo de barra… La sencillez y el minimalismo son los protagonistas en este tipo de cocinas.

Los materiales más empelados son la madera lacada, el cristal o el aluminio entre otros. En cuanto a los colores se utilizan los tonos claros con acabado en brillante.

Apenas existe decoración, y si la hay es muy austera, la instalación tiene que generar sensación de amplitud. Los electrodomésticos tienden a mimetizarse con el resto de mobiliario y a pasar desapercibidos. Además, las líneas rectas cobran especial protagonismo.

Contar con esa luminosidad y amplitud de la que hablábamos al principio. También favorece la sensación de limpieza que este estilo demanda.

Estilo Rústico

O también conocido como Estilo Cottage Inglés o Casa de Campo.  Se intenta asemejar a las casas de campo antiguas en las que se combinan dos elementos totalmente opuestos pero que, si se relacionan bien, dan un resultado magnifico; el lujo y la rusticidad.

Se emplea la madera como elemento principal en muebles, suelo y molduras.

Los colores que se pueden emplear son muy diversos, colores fríos y cálidos, siempre siguiendo una misma línea: verde seco, azul mate, berenjena, blanco o gris.

Es un estilo que se caracteriza por emplear también estampados en lo que se refiere a cortinas o cojines; flores silvestres o cuadros, son los más frecuentes.

Estilo Industrial

Un estilo que se caracteriza por no cambiar apenas los elementos de la estructura como las columnas, techos o molduras, es sencillo. Se trata de integrar esos elementos en la propia cocina, realizando muy pocos cambios en lo relacionado con la forma de estos. Las paredes se caracterizan por ser de ladrillo y los techos tienden a ser muy altos.

Los materiales que se emplean son el metal, el acero, el latón, el ladrillo, el hierro, el cemento o el hormigón. Predominan los colores fríos, principalmente las tonalidades de grises y el negro. También cabe la posibilidad de emplear colores más claros que contrasten con los más oscuros. El abanico de tonalidades que se puede emplear es muy amplio, siempre y cuando todos mantengan una misma línea. Los elementos más característicos de este tipo de cocinas son las bombillas transparentes y la pintura de pizarra, entre otros.

Estilo nórdico

Uno de los estilos más frecuentes en las cocinas de la actualidad. Se caracteriza por buscar la sencillez y la luminosidad, por medio del uso de líneas rectas y de amplios ventanales que permiten el paso de luz natural. El tono que más se emplea es el blanco.

Uno de los materiales que más se utiliza es la madera, pero no la madera más oscura, sino que es la madera más clara, la que complementa los muebles y los elementos decorativos.

Aunque es menos frecuente en cocinas actuales, tiene muchos adeptos, ya que es combinación de elementos modernos con antiguos. Por ejemplo, como elemento decorativo antiguo se utiliza la madera vieja, que, combinada con electrodomésticos modernos, permiten obtener la combinación perfecta.

Los colores que empelados son muy variados; los más utilizados son el verde menta y el color sandía. Generan un ambiente muy peculiar y retro.

Los puntos que le dan este toque vintage son los azulejos de tipo estilo metro y baldosas hidráulicas de diversos estampados. Además, se presta especial atención a los elementos decorativos, todos deben seguir la línea vintage, antigua pero moderna.

Hoy en día disponemos de variedad de estilos y formas de reformar tu cocina. Aquí te dejamos los estilos más frecuentes, sin embargo, el cliente dispone de un abanico de posibilidades muy amplio que le permite reformar su cocina de acuerdo a sus gustos y posibilidades.

¡No dudes en contactar con nosotros!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba