Reforma tu cuarto de lavado

Uno de los espacios a los que se les presta muy poca atención, pero que en realidad deprime cuando se entra a este y está completamente desordenado. Una reforma en el cuarto de lavado no suele ser muy costosa, y puede ser muy beneficiosa en un hogar.

Tips para la renovación

Al momento de realizar una renovación del cuarto de lavado, es necesario tener ciertas consideraciones en mente, para poder hacer un trabajo de calidad, que pueda durar por muchos años y que sabemos por experiencia en Reformas TP

reforma cuarto lavado
  • Verificar bien las conexiones de agua potable

Cuando se habla de un cuarto de lavado, se entiende que habrá mucha agua corriendo por las tuberías, por lo que es necesario que las conexiones no estén expuestas, no sean frágiles, las llaves no tengan pérdidas, y que la presión sea la necesaria para que los equipos puedan trabajar de manera correcta.

  • Asegurar las conexiones de agua residual

Así como las conexiones de agua potable limpia deben ser revisadas, a las de agua residual también se les debe prestar mucha atención, ya que el flujo de agua que sale de la lavadora es mucho mayor que el que entra, por lo que todo el lugar puede quedar teóricamente sumergido en muy poco tiempo.

  • No utilizar madera compuesta

De preferencia, se recomiendo no utilizar madera en absoluto, ya que esta es susceptible a la humedad, a no ser que esta sea sólida, y además está tratada para poder estar en ambientes húmedos. Se debe evitar a toda costa el uso de madera compuesta ya que esta no resiste el agua.

  • Utiliza decoraciones ligeras

Se pueden colocar decoraciones dentro del cuarto de lavado, sin embargo, al ser lugares reducidos, lo mejor que se puede hacer es dibujar un patrón suave en una pared, y evitar cualquier tipo de adorno estorboso, ya que en este espacio la funcionalidad debe ser primordial.

  • Implementa ventilación suficiente

Las máquinas producen calor y es necesario una ventilación para que estas puedan refrescarse. Además, la humedad producida tendrá por donde salir, así como los olores fuertes de detergentes y químicos que se puedan almacenar dentro del cuarto de lavado.

  • De ser posible, esconde todo

Sí, desde la ropa sucia hasta la lavadora y secadora, lo mejor es que todo se encuentre escondido, o mejor dicho, en un sitio bien ubicado y cubierto. Lo mejor para esto es realizar armarios de gran tamaño que permitan ocultar la lavadora y secadora, para poder ofrecer un ambiente más prolijo al lugar.

Cómo ahorrar espacio en tu cuarto de lavado

Generalmente estos son espacios reducidos, pero no por eso deben dar sensación de claustrofobia.

  • Implementar equipos apilados o de doble función

Existen lavadoras que al mismo tiempo son secadoras, por lo que se ahorra espacio vertical y horizontalmente. También se pueden emplear máquinas apilables, para crear una torres de limpieza, liberando el espacio de forma lateral.

  • Organizar en estanterías

Coloca estanterías, tantas como puedas, y cada una será destinada a una sección en específico, la ropa sucia puede ir colocada debajo de las estanterías, o incluso puede tener sus propios cajones inferiores.

  • Colocar un lavadero pequeño solo si es necesario

No es necesario utilizar un gran lavadero, con uno pequeño de una ancho menor a 40 cm se tiene suficiente para poder lavar a mano las piezas que sean muy delicadas para las máquinas.

  • Ofrece la ilusión de ser más espacioso

Utiliza colores suaves, preferiblemente utilizando el blanco como color de fondo y ofreciendo un color suave para ambientar el lugar, colocar una ventana de gran tamaño también puede ayudar a esto. Mientras que la implementación de luz blanca siempre es perfecta para dar sensación de apertura. Un espejo también puede ayudar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba