Consejos para reformar tu baño

En Tubo-plástica, somos expertos en reformar hogares y negocios y podemos ayudarte a encontrar las mejores soluciones para ti. Hoy te contamos como reformar tu baño sobre todo si tienes poco espacio.
Últimamente, las reformas de hogares van en aumento y las zonas más elegidas para reformar suelen ser baños y cocinas. Hoy, te queremos ayudar a darle un cambio a tu baño para que tengas mejor calidad de vida y puedas amortizar antes el coste de las obras.

Reformas en tu baño

Acumulación de humedades, cisternas que no funcionen correctamente o excesiva incomodidad a la hora de usar el baño; además, cabe la posibilidad de que simplemente quieras darte un capricho y cambiar el estilo o diseño de tu baño para hacerlo más clásico o más vanguardista. A continuación te vamos a dejar una serie de reformas que tendrás que hacer seguro si quieres disfrutar de un baño totalmente nuevo y sin ningún problema.

1. Organiza bien la obra

Elija bien que es lo que quiere y lo que no quiere reformar. Es importante que se pongan límites y se establezcan objetivos concretos para poder trabajar en la reforma con mayor eficacia y eficiencia. Deberá planificar desde el derribo de un tabique hasta el más pequeño cambio de la alcachofa de la ducha o los cajones del lavabo.

2. Planifica qué se va a hacer primero

Normalmente, lo primero en lo que se trabaja es en el derribo de tabiques por ser la parte más grande e importante estructuralmente hablando, luego se puede empezar con el mobiliario y rematar con la pintura. Pero este orden no tiene por qué ser así en el 100% de los casos (recomendamos, de todas formas, que el derribo de tabiques sea lo primero) usted es libre de escoger, siempre asesorado/a por nuestros profesionales, que le darán su opinión más sincera.

3. Mucho cuidado con la fontanería

La instalación de duchas a ras de suelo o lavabos de diseño puede ser estéticamente muy bonito y goloso a ojos de cualquier consumidor, sin embargo, no se debe dejar llevar por la emoción y debe plantearse que de cada uno de estos “muebles” tienen que salir una o varias tuberías que irán conectadas a los desagües, etc. Tener en cuenta esto evitará muchos futuros problemas que se puedan dar durante la obra y una vez finalizada esta (rotura de cañerías, taponamientos, fugas…)

Si por ejemplo tu vivienda tiene más de 10 años, es muy probable que la instalación de fontanería sea de plomo o acero galvanizado. En este caso, deberías sustituir la completa instalación. Esto no es una norma sin sentido que alguien ha creado para que compañías de fontanería se beneficien. Se debe a que estos materiales, se oxidan y por ello, merman la calidad del agua, haciendo que no sea segura para su consumo. Hay incluso guías que determinan cómo realizar una instalación correcta para evitar enfermedades como la legionela por ejemplo, viendo pues lo importante que es una instalación de fontanería moderna y segura.

4. Respeta los espacios

Este punto puede parecer obvio, pero será esencial cuando vaya a reformar su cuarto de baño, y en especial cuando se trata de un baño pequeño. Evitar que dos muebles se toquen, dejar espacio suficiente para la ducha o que la puerta pueda abrir completamente sin encontrarse con obstáculos, son recomendaciones muy importantes que en algunas ocasiones no se tienen en cuenta, dando como resultado un baño poco funcional y sobre todo incómodo.Minimalismo

5. Iluminación

La gran mayoría de las personas utiliza el baño para acicalarse, aplicarse algún tipo de crema o afeitarse. Para esta clase de tareas (algunas de ellas muy delicadas) es importante que las luces del baño nos permitan tener una buena visibilidad y que esta llegue a todas las zonas. De nada sirve que toda la luz apunte al espejo si luego entra a la ducha prácticamente a oscuras. Lo mejor aquí será encontrar el equilibrio para que todo el baño quede bien y suficientemente iluminado.

6. Menos (en este caso) es más

No estamos diciendo que el minimalismo sea la solución, pero si se debería tener en cuenta que un baño muy recargado de decoración o de mobiliario puede cansar más rápido y, sobre todo, puede resultar bastante incómodo.

 

7. Elige bien el mobiliario

Escoge electrodomésticos o mobiliario que sean respetuosos con el medio ambiente y que no consuman grandes cantidades de agua, no solo por los valores éticos o morales que uno pueda tener, sino porque un aparato más eficiente y que consuma menos agua, reducirá su factura a final de mes.

8. Mucho cuidado con los colores

Los colores irán muy de la mano con la estética general del baño. Una mala elección de la gama cromática puede resultar fatal para la vista de cualquiera; se tendrá que tener muy en cuenta los colores que vamos a aplicar a cada una de las partes para que conjunten y creen una armonía que nos permita entrar al baño y no salir espantados de él.

9. Busca ahorrar espacio

Los radiadores que ejercen de toalleros a la vez ejemplifican muy bien este punto. La búsqueda de muebles o soportes que nos permitan ahorrar espacio y realizar diversas funciones con ellos será de gran importancia. Caso idéntico al de los cajones que se sitúan debajo del lavabo, que además de dar cierta estética, nos proporcionará un espacio utilizable extra en el que poder guardar desde productos de belleza hasta toallas o un botiquín. Todos estos consejos nos ayudaran a tener un baño pequeño aprovechado al 100%.

10. ¿Me olvido de mi bañera?

Deberías olvidarte de la bañera e instalar un plato de ducha, tanto si tienes un baño grande como si tienes un baño pequeño y a continuación os explicamos porque:

  • En primer lugar, el motivo más simple: por economía. La instalación de un plato es muy sencilla y apta para todos los bolsillos. Es una instalación muy rápida que se realiza con gran limpieza y no suele dar problemas. Además, el uso de la bañera es muy poco frecuente, o al menos mucho menor que el de un plato. Es decir, acabamos convirtiendo nuestra bañera, en un plato de ducha. Esto hace que amortizar el coste de la instalación de una bañera, sea mucho más largo y complicado que el del otro tipo de instalación.
    Por tanto, vemos que hay mayores ventajas ya sea a corto, como a largo plazo.
  • La instalación de una bañera, requiere mucho espacio. Con un plato de ducha, aunque utilicemos los mismos metros cuadrados, al ser una instalación mucho más ligera y abierta, da mucha más sensación de amplitud. El espacio está mucho mejor aprovechado.
    Además si decides reformar tu baño, aprovechando mejor el espacio, puedes poner una opción que requiera menos metros cuadrados. Aunque parezca que hay menos sitio, está mucho más aprovechado y puedes utilizar la zona liberada para almacenaje u otras opciones.
  • Muchas veces las bañeras, pueden ser incómodas si no has elegido la adecuada. O incluso peligrosas si hay personas mayores o discapacitadas, ya que actúan como una barrera arquitectónica más en el hogar. Por ello, te recomendamos que si vas a realizar un baño de nueva obra o reformar el espacio, opta por un plato, te dará más comodidad en el día a día y se puede adaptar mejor a tus necesidades con el paso del tiempo.
  • Para darse un baño relajante en una bañera, vamos a necesitar mucha más agua que para una ducha normal. Por esta razón, mucha gente decide no hacer uso de la bañera para su objetivo principal, dejándola desaprovechada.
    Así que para que realices un consumo de agua responsable y ahorres también en tus facturas, al reformar tu baño, elige un plato de ducha.

Instalación de fontanería, moderna y segura

Otra de las creencias que se hacen aquellos que se encuentran en esta situación es que cambiar la instalación de fontanería es inútil porque “esta bien y no da problemas”.

Y puede ser así, pero ¿Es lo suficientemente segura?. Debes saber que hace 10 o 15 años, no existían ni las mismas normas reguladoras ni los suficientes conocimientos en seguridad y en fontanería para crear instalaciones tan preparadas como ahora.

Por esta razón, te recomendamos que si ya has planeado una reforma integral del baño, incluyas también la sustitución de la instalación de fontanería.

Con esto, vas a conseguir adaptarte a las normas de seguridad actuales a tres niveles:

  • En cuanto a materiales: Como decíamos el plomo y las antiguas tuberías de acero galvanizado, no son seguras. Existen materiales mucho más seguros y duraderos hoy en día. Tu fontanero te informará
  • En cuanto a la colocación: Tradicionalmente, las tuberías se instalaban a través de los suelos, pero esto ha cambiado. La normativa obliga a colocar esta instalación siempre que sea posible a través de falsos techos –excepto las necesarias en saneamiento de baños y cocinas-.
    De esta manera se detectan averías antes y podemos poner remedio sin que se lleguen a producir importantes consecuencias.
  • Las llaves en cada espacio: Por último, ahora, tras cambiar toda la instalación de fontanería, se incluyen las llaves de paso en cada estancia- por ejemplo el baño tendrá las suyas y la cocina otras diferentes-.
    Esto es ideal, ya que permite controlar el paso del agua de manera independiente en cada estancia, perfecto cuando se producen averías o hay que realizar obras, ya que evitaremos quedarnos sin agua corriente en toda la vivienda.

Vemos pues que hay que tener muchos factores a la hora de realizar correctamente una reforma de un baño. En Tublo-Plástica somos expertos en reformas del hogar y contamos con profesionales con años de experiencia. Si necesitas mayor información, no dudes en contactar con Tubo-Plástica, podemos llevar a cabo tu reforma y todos los trabajos de albañilería y fontanería.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba